Age of Empires II: Definitive Edition llega con grandísimas mejoras gráficas para el videojuego, que luego desglosaremos, más campañas e historia, ofreciendo así muchas más horas -que ya de por sí el videojuego es infinito, pero todo sea sumar- y todo el contenido lanzado anteriormente en la obra para convertirse así en la versión más completa de esta secuela de Age of Empires.

En lo que respecta a los apartados visuales y sonoros de Age of Empires II: Definitive Edition vemos un trabajo artístico mucho más preciso.

Sobre todo en lo que se refiere a derrumbamiento de estructuras, que si sois habituales jugadores de Battlefield, veréis que tampoco hay tanta diferencia a pesar de lo distantes que son los juegos y los géneros en los que se engloban.

Por otro lado, si ahora hacemos zoom -con la rueda del ratón- y nos fijamos en pequeños detalles: como en los combates de las tropas, los aldeanos realizando las acciones que les encomendemos, los combates navales y todo lo demás, observaremos que el detallismo está más cuidado pero, eso sí, respetando la esencia del Age of Empires II original.

En resumidas cuentas, Age of Empires II: Definitive Edition hará las delicias de los seguidores de la saga y, también, de los amantes de la estrategia que se acerquen a la obra por primera vez.